domingo, 23 de noviembre de 2014

5º contenedor en Bizkaia: historia de un fracaso. (Al hilo de los resultados de Sopela)

Iturria: Sopela Gurea. 2014-Azaroa
En Sopela en mayo de 2013 se implantó, como  en otros pueblos de Bizkaia, el 5º contenedor para la recogida de residuos orgánicos y con carácter voluntario. Transcurrido más de un año el balance realizado por el Ayuntamiento de Sopela es claramente negativo. Por un lado, porque la tasa de reciclaje ha subido muy poco y la recogida selectiva todavía se sitúa en un 16%. Por otro lado, la mala calidad del material orgánico recogido en el 5º contenedor, que ha acabado en numerosas ocasiones en la incineradora de Zabalgarbi y no en la planta de compost.....

Queremos felicitar al Ayuntamiento de Sopela por la preocupación expresada y por la publicación de estos datos, no es muy habitual la transparencia institucional con este tema. Y porque tenemos claro que sólo siendo críticos y autocríticos podemos avanzar en la resolución del problema que tenemos con los residuos que generamos.

Pero estos resultados de Sopela no son una excepción en Bizkaia. En base a los datos que vamos recopilando se deduce claramente que los porcentajes de recogida selectiva y de material orgánico en el 5º contenedor siguen siendo muy bajos. Por ejemplo, En el barrio bilbaíno de Deustu (*) se recoge 0,33 kilo de residuos orgánicos por persona y mes. Por hacer una comparación, en Oñati que recogen los residuos puerta a puerta, se recogen 7 kilos de materia orgánica por persona y mes.


¿Por qué no funciona el 5. contenedor en Bizkaia? Pensamos que hay una razón fundamental: que es un sistema voluntario. Es decir, quién quiera puede reciclar sus residuos, y quien no quiera no lo hará. Mientras esto no se cambie la recogida selectiva será muy deficiente. Hoy en día en Bizkaia sólo reciclamos el 36%.

También tenemos una sospecha: para dar de comer a la incineradora que tenemos en Bizkaia nuestros gobernantes no quieren aumentar significativamente las tasas de reciclaje. Cuantos menos residuos se reciclen más comida para la incineradora. Cuanta más incineración más contaminación… para nosotros.

Los y las responsables políticos y el resto de las personas debemos tener claro que reciclar es un deber. Y para que esto sea así se deben poner en marcha procesos de participación ciudadana, de sistemas de  recogida efectivos y crear lugares de recogida en todos los pueblos.
Por nuestra parte, como Eguzki,  estamos dispuestos a ayudar para convertir Bizkaia en un territorio de reciclaje y no el feudo de la incineradora y los vertederos peligrosos.

(*) Para leer el estudio realizado en Deustu:
http://eguzkiondarru.wordpress.com/2014/04/13/hondakin-organiko-gutxi-bizkaiko-edukiontzi-marroietan/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada